martes, 10 de octubre de 2017

Ensalada de pimientos, huevos, queso y nueces

Una de mis ensaladas predilectas es la de pimientos asados. Desde la más simple, aliñada, hasta la más completa, con los ingredientes que queramos añadir, ofrece un sabor increíble y va bien donde la pongamos. Hoy traigo una versión que como entrante funciona de maravilla, después podréis poner carne o pescado que el menú quedará muy rico. Tengo que reconocer que no siempre he tenido esta relación de amor con los pimientos, pues en la infancia era más bien de odio. Nunca he tenido muy claro porqué a los niños, en general, no les gusta la verdura, ya que es atractiva a la vista y tampoco deja un mal regusto en el paladar. Yo tengo mi propia opinión al respecto, pienso que es porque necesitamos educarnos en sabores varios y con unos alimentos es más difícil que con otros, lo que requiere su tiempo. Si tenéis otra teoría que arroje luz sobre el tema me encantará conocerla, a lo mejor entre todos resolvemos el dilema. Espero vuestros comentarios con interés.



Ingredientes:

-4 pimientos rojos
-2 huevos
-Un puñado de nueces
-125 g de queso fresco
-Aceite, vinagre y sal



Preparación:

Lavamos y secamos los pimientos. Los ponemos en una fuente de horno con un hilito de aceite por encima de cada uno. Metemos al horno a 190 grados. El tiempo de asado dependerá del tamaño de las piezas, yo los tuve 45 minutos dándoles la vuelta de un par de veces. Mientras, cocemos los huevos diez minutos. Sacamos los pimientos y metemos en una bolsa de plástico hasta que entibien para poder pelarlos cómodamente. Les quitamos el pedúnculo, la piel y las semillas y los vamos colocando en un cuenco. Al mismo tiempo con las manos los podemos ir separando en tiras del ancho que queramos, que es como me gusta prepararlos, también los podéis trocear más pequeños si os gustan así. Aliñamos con aceite, vinagre y sal al gusto. Pelamos los huevos y partimos en cuatro trozos. Troceamos también el queso. Los integramos junto con las nueces en la ensalada y ya está lista para comerla.


Compartir:

28 comentarios:

  1. Hola Lola, que ilusión ser la primera en comentar. Esta ensalada de pimientos es de lo más atractiva a la vista, que colorido y ,además, es completísima, tiene proteína e hidratos. Me ha encantado tus entradas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Lola, buenos días, me encantan los pimientos asados y nunca los hago en casa y no sé muy bien porqué. Siempre lis pido en la calle con pescado frito que me encanta esa combinación. El punto Dulce de los dátiles tiene que quedar muy bien. Siempre una buena ensalada puede suplir cualquier otra cosa para una cena o un acompañamiento.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Patty no lleva dátiles, son nueces.
    Bsts

    ResponderEliminar
  4. Qué rica, me recuerda a casa de mi madre, que la preparaba muy parecida..el toque crujiente y el sabor que aportan las nueces me encanta. Un beso

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Hola Lola! Qué ensalada más apetecible, además de bonita se ve deliciosa! A mi siempre me han gustado los pimientos sobre todo los rojos y desde bien pequeña. Recuerdo que cuando los hacía mi padre siempre pillaba yo un trozo para comérmelo tal cual a mordisco, qué rico!! Asados me gustan y fritos también (los verdes fritos no me gustan tanto). Aunque fritos he tenido que dejar de comerlos porque me iban mal a la tripa... No sé si por la piel o porqué... En fin, mi opinión con respecto a por qué no nos gusta la verdura de niños es por falta de aprendizaje. Me explico, en el cole de mini chef oigo siempre a madres quejándose de que a su hijo no le gustan las verduras o que otro no puede ver nada verde... Yo creo que desde pequeño hay que enseñar a los niños a comer de todo e ingeniársela si hace falta para que disfruten comiendo verduras. Y lo más importante también que te vean comerla porque si tu tampoco la comes por qué él lo tiene que hacer? Pero también creo que nuestro paladar se va perfeccionando y va exigiendo cosas ricas con los años jeje!! De momento me alegro porque a Luca le gusta muchas cosas que yo de pequeña ni quería verlas, espero que siga así!! Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Lola es una ensalada para quitarse el sombrero. Nunca he comido pimientos asados con queso fresco y nueces y me ha llamado la atención así que lo probaré. Como más me gustan es con migas de bacalao en salazón sin olvidar con patatas cocidas y cebolla picada muy finamente... En realidad soy de buen comer y punto.

    Lo que comentas de las verduras es más que cierto. Lo mismo pasa con la fruta ¿qué pasa que todos los niños la rechazan? Lara por el momento no tiene esas salidas (aunque por ejemplo se niega a comer cosas sólidas, sólo quiere triturado) pero ya llegará el momento y me da a mí que va a ser de las de órdago para la comiga ¡espero equivocarme!

    A ver si alguien arroja un poco de luz que me guíe en este proceso, mientras tanto preparo tu receta

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Que rica Lola!!!! podría vivir comiendo solo ensaladas, me encantan!!!!
    En el tema de los niños nunca he tenido problemas, las mias siempre comieron verduras y frutas sin protestar y lo siguen haciendo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Que rica me gusta lo que le has puesto a los pimientos, yo tampoco era de verdura ni de fruta de pequeña, ahora tolero la verdura pero la fruta poco , besitos

    ResponderEliminar
  9. Lola en casa los pimientos Asados los comemos todo el año, nos gustan todos, pero los rojos son más Dulces y suaves. Nunca los he comido con nueces, pero me ha encantado tu idea, tiene que ser una combinación de sabores increíbles. Ya sabes que en cuanto los haga la próxima vez, los pienso probar porque las nueces tampoco faltan en casa durante todo el año.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Querida Lola, he de decirte, en primer lugar, que yo también amo la ensalada de pimientos asados, en todas sus variedades y desde que vivo en Cataluña, por extensión, también adoro la eslalivada (pimientos, berenjenas y cebolla asados). Ese sabor de las verduras asadas o torradas, como se dice aquí me vuelve loca. Por eso, tu ensalada me ha gustado muchísimo y me la comería de primero, cualquier día de la semana.

    En segundo lugar, voy a darte mi opinión sobre por qué creo que a los niños no les gustan las verduras... Ya sabes que yo no soy madre, pero tengo sobrinos pequeños y a algunos les pasa eso... que no quieren comerse las verduras, cuando les caen en el plato; mientras que a otros no les ha pasado tanto... pues desde pequeños las han comido casi todas. El problema yo creo que radica en que las madre no les dan verdura desde que nos bebés, y no me refiero a darles verduras triturada en forma de papilla o potitos... en las que los pobre niños no ven qué están comiendo, y tampoco pueden apreciar el sabor de las verduras por separado... Existe un método, actualmente,en el que se enseña a comer a los bebés desde pequeños, tanto verduras como otros alimentos en trozos y por ellos mismos (BLW Baby-led weaning) que me parece absolutamente genial. por lo que se lo recomiendo a cualquier madre que pueda llegar a leer estas letras que se informe y pueda llegar a ponerlo en práctica. Mi compañera de trabajo lo ha usado con su hijo, que acaba de cumplir 2 años, y le ha funcionado muy bien; dando como resultado un niño sano y que come prácticamente de todo. Espero, Lola, que no te moleste porque me he extendido más de la cuenta en mi comentario, pero cómo nos has pedido nuestra opinión aquí te la doy. Besos y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  11. Lola, esta ensalada sencilla, a la vez que sustanciosa, me parece una maravilla. Los sabores sin muchos artilugios, bien combinados, sinceros y prometedores son los que más me tientan. ¿Por qué complicarnos si se puede comer tan bien y sin mucho trabajo? El sabor de los pimientos (en especial, rojos y amarillos), con el toquecito ahumado que le aporta la piel al ir quemándose, unidos al queso, el huevo y las nueces me parecen de lo más prometedores como primer plato o como plato único (que sería como lo tomaría yo).
    Respecto a los niños y los vegetales, puedo decirte que comemos lo que nuestros padres nos han enseñado a comer. Si se predica con el ejemplo en todos los órdenes de la vida, a la hora de sentarnos a la mesa la cosa no será distinta. Las frutas naturalmente son dulces (en su inmensa mayoría) y esta característica hace más sencillo que los pequeños las coman porque en los primeros años de nuestras vidas nos gustan más los sabores dulces; sin embargo, con los vegetales hay que probar, insistir (si es necesario porque hay niños que los comen muy bien de primer intento) y no bajar los brazos – que, a veces, es más simple como excusa -, ofrecerlos atractivos (dentro de las opciones que el pediatra nos permite, porque deberemos ir acompañando el proceso de crecimiento del bebé y sus distintos períodos de asimilación de alimentos, está claro) y volver a probar de otro modo. Es verdad que, como te cuenta Pilar, hay nuevas técnicas que recomiendan acercar los vegetales con los sabores lo más naturales posibles para que se degusten de la manera más auténtica, dando muy buenos resultados; así como también es verdad que no podemos pretender que los pequeños coman lo que nosotros mismos no hacemos (y ahí est´, muchas veces, la clave)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola Lola!! Yo tampoco podía ver los pimientos antes, bueno, yo siempre he sido muy mala comedora, de hecho, de cinco hermanos que somos (yo soy la cuarta), soy la única que ha comido mal, y mi madre nos ha dado verduras a todos desde pequeños y todos mis hermanos se las comían menos yo, aunque no todas las verduras no me gustaban, sólo algunas y que aún hoy en día me cuesta. Con los pimientos, sinceramente, el pimiento verde, que era el que más se utilizaba en casa, me resultaba como picante y me desagradaba el sabor. Después me di cuenta que lo toleraba mejor en crudo que cocinado, y ahora si que ya puedo comer pimiento rojo cocinado casi problemas, pero porque lo encuentro más dulce. Yo creo que cada persona es un mundo, como hay niños que todo les gusta y niños que nada. Menos mal que conforme vamos creciendo, nos va gustando mucho más aquellos alimentos que antes no hubiéramos comido por nada.
    Así que hoy por hoy, ya me puedo comer tu ensalada de pimientos, que son rojos, dulzones, asados, que me gustan más que fritos y tan bien acompañados, con el queso, los huevos y ese toque de nueces. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola guapísima !!!
    Pues Lola a mí los pimientos asados me gustan desde niña, y además es de mis ensaladas preferidas. Desde luego, como tú la has hecho la tengo que preparar porque estoy segura que tiene que estar buenísima. Y es que los pimientos me sacan de más de un apuro, porque ciertamente de guarnición acompañan tanto a carnes como pescados.
    Sabes darle la vuelta a las recetas clásicas, para hacerlas diferentes, apetecibles y más sabrosas si cabe. Eso es lo que hacen las buenas cocineras.
    Besotes mi niña, nos vemos el viernes.

    ResponderEliminar
  14. Hola lola! esa ensalada yo también la preparo a si ,que nos encanta ,aunque se le puede poner casi de todo que éstara buena ,de hecho las nueces las pongo practicamente en todas las ensaladas y es curioso porque de pequeña no me gustaba ni el pimiento ni el tomate y ahora son dos cosas que me encantan,yo me quedo con una parte de tu ensalada
    bss

    ResponderEliminar
  15. Lola que ricura de ensalada :-)))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  16. A mi también me encanta la ensalada de pimientos, con queso no la he probado nunca, me apunto la idea.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  17. Lola para mi gusto es una de las mejores ensaladas, en casa es asar pimientos y no te salen de la cocina, es un sufrimiento, y cuando los estas pelando ya se los van llevando a la boca y yo a grito pelado, jaja, aprovechan que tengo las manos ocupadas para no dejar uno. Me encanta tu ensalada, es la más rica del mundo...Bess

    ResponderEliminar
  18. Una combinación maravillosa y muy completa, un beset Lola

    ResponderEliminar
  19. A mi me encanta este tipo de ensaladas, son sabrosas y distintas a las más típicas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Hola Lola! Pues yo no te puedo explicar por qué a los niños no les gusta la verdura, porque a mí ni me gustaba de pequeña ni ahora de adulta soy capaz de comerla, en mi caso es un tema de texturas y me da rabia, porque ojalá fuera capaz de disfrutarla. Me encanta el sabor de los pimientos asados, pero no soy capaz de comerlos, así que me los restriego por el pan o la comida (por ejemplo en la tortilla de patata) porque me encanta el sabor que dejan, pero ya te digo que soy muy rara.

    De todas formas me apunto tu ensalada porque a mi marido sí que le gustan y tiene muy buena pinta.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Lola,me encantan los pimientos asados,yo lo hago igual con huevo duro y melva o atún,pero me llevo tu maravillosa idea de ponerle queso fresco y almendras¡¡¡
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  22. Una maravilla de ensalada, yo la hago solo con huevo, la vi en el libro de Simone Ortega y es como mas me gusta comerla. Pero enriquecida con el queso y las nueces, ya un lujo.
    Creo que el tema de los gustos y los niños, hay un poco de todo. Hay que educarlos desde pequeños, aunque no siempre funciona, como en mi caso, pero pienso también, que está en la madurez, cuando una persona madura, lo hace en todos los aspectos, hasta en el paladar y lo que de pequeños no nos gustaba, no se porqué, ahora nos encanta.Es mi teoría.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  23. Qué ensalada tan rica, en mi casa es todo un éxito. Yo nunca le he puesto ni queso fresco ni nueces pero me parece muy buena combinación así que tendré que probar.... Besos

    ResponderEliminar
  24. Hola Lola!!
    Me gusta muchísimo la ensalada de pimientos pero de pequeña ni en pintura igual que otras verduras...qué lata le dimos a mi madre mis hermanos y yo; yo creo que eso se va superando con los años a medida que creces. A la próxima que haga le añadiré las nueces y el queso como tú, qué rico!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Ni nueces ni queso fresco he añadido a los pimientos asados pero descuida que lo haré, seguro que al final me gustan ese para de ingredientes que no se me ha ocurrido agregar antes. Pienso que se trata de la edad, claro está, eso lo pensamos casi todos. Sin embargo he visto pequeñajos a los que les gusta toda la verdura por muy increíble que parezca, es lo menos, caso aparte.
    También hay adultos que no la quieren, los he visto apartarla a un lado del plato ¡"pa" matarlos!jjj. Yo también me he planteado el porqué y me decanto por pensar que las personas no se hacen adultas hasta que comen de todo¡ahí queda eso! y que cada cúal se aplique el cuento. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  26. Hola guapísima, a mi los pimientos asados en cualquiera de sus formas me encantan. Simplemente aliñados con aceite y unos ajitos están para morirse y tu versión con huevos, queso y frutos secos es super completa y riquísima seguro.
    De los niños, yo que he criado a cuatro creo que cada cual es diferente. Siempre les di verduras de todo tipo y en todas sus formas y algunos siguen sin pillarles el gusto. Dicen que para que un niño se adapte a un sabor diferente debe probarlo por lo menos diez veces... bueno, pues tampoco es exactamente así, verdad? En casa, uno sigue apartando los guisantes cuando se los encuentra, otro no puede ver la coliflor ni con bechamel, otro se lo come todo y de hecho se ha vuelto vegano... en fin, que para gustos los colores y con el tiempo el paladar también se va educando. De todas formas para eso tenemos tanta variedad y hay que aceptar que lo que nos gusta a nosotras no tiene porqué ser compartido, jajaja.
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Me pirran los pimientos asados Lola, ya solos me parecen una exquisitez, y mezclados con estos ingredientes que nos propones, debe ser todo un festival para el paladar!.
    Respecto a la relación odio con algún alimento, en un libro leí la teoría que es porque inconscientemente asociamos junto con ese alimento un recuerdo negativo, tendrá algo de cierto, o no? es de un coach muy famoso :)
    Un beso

    ResponderEliminar